20/2/14

Reto: ¡Yo Escribo!

Retomo el blog dejando la situación de mi país reservada para mi livejournal, de otro modo esto se va a volver un mar de lágrimas. 

Encontré este reto en el blog Eleazar Escribe. Me parece interesante. Consiste en responder  ocho preguntas acerca de nuestro universo como escritores. Voy a contestar dos preguntas esta vez. 


Primera Pregunta: ¡Escritor! ¡Escritora! Descríbete: no hay límites


Creo que lo primero es decir  que tengo treinta y tantos años, con poca estatura y algunos kilos que no deberían estar. Soy un diseño compacto. 


Soy Asperger, y con esto resumo muchos rasgos de mi personalidad. Creo que hice un buen resumen en esta entrada. 


Como escritora me describo con una sola palabra: desordenada... Empiezo una historia y cuando ya tengo todas la trama pensada y los esquemas esquematizados,  surge otra y empiezo a luchar por no interesarme tanto en la segunda para terminar la primera. Entonces surge la tercera... Al final estoy viviendo en universos paralelos... En el tintero tengo cinco historias y todas distintas.  



Creo que tengo una idea muy ingenua de las cosas, de la vida y por esos tengo miedo de que mis personajes no sean muy reales. Todo esto viene porque soy Asperger. Cuando describo un personaje no-asperger estoy haciendo un gran salto imaginario. Algo así como describir un extraterrestre. Pero también utilizo lo que voy descubriendo sobre las personas que me rodean y termina siendo un bonito ejercicio de antropología. 




Segunda pregunta: ¿Cuál fue tu primera historia? 

Esa que te empujó a seguir escribiendo. No importa si no está terminada o si es un pequeño relato. Cuéntalo todo, desde la sinopsis hasta dibujos, personajes o fanfictions. 


Mi primera historia corta sin terminar fue Pasajes: Se desarrollaba en una isla donde una familia de hechiceros custodiaba un portal a otro mundo lleno de demonios. Estaba contada en primera persona. La familia vivía en una gran mansión y se ocultaba bajo la apariencia de gente adineradas con negocios importantes, así que además de magia teníamos lujo y armamento de alto calibre.  


Mi primera novela no terminada: tenía el cursi nombre de Madrecita (Hasta el día de hoy me arrepiento de haberla bautizado así). Se trataba de un árbol en el que habían tallado una mujer muy hermosa y que estaba en el jardín de una gran mansión. Dicha casa había sido durante un tiempo un orfanato y los niños llamaron a la mujer del árbol como aquello que más deseaban. 

Un día el orfanato cierra, la mansión es vendida y  remodelada. Llega a vivir una familia de gente millonaria y estirada. La historia va sobre lo que Madrecita ve desde el jardín, como la madre es fría con su hijo adolescente que no quiere vivir con ella sino con su abuelo en los llanos venezolanos, en medio del ganado y el inmenso campo. Y de los amigos del muchacho que intentan hacerle la vida más fácil. Era una tragedia, el chico terminaba muerto por asma y el árbol se abre de extremo a extremo, como si le hubiera caído un rayo. Recuerdo que hice dibujos, de los cuales no consigo sobreviviente. Me entretuvo bastante tiempo y fue divertido imaginarla.  

Primer cuento terminado: El Príncipe de los Sueños. Gané un concurso literario en el Liceo con este cuento, quería saber si realmente tenía "talento" y me puse a prueba. Era un cuento de 14 párrafos. Se trataba de una pesadilla que una joven padecía y al final, luego de pasar por un calidoscopio de situaciones e imágenes terribles,  el pegaso que la rescata y acompaña durante todo su viaje se transforma en un joven que le dice que la ayudará a entender su vida para que no tenga más pesadillas. Le puse ese título porque no sabía qué otro ponerle. 



Continuará...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...