19/3/14

Engendrando El Amanecer Capítulo VII



Wattpad     DeviantArt    Amor Yaoi  Descargar




Maurice se mostró entusiasmado por el paisaje que atravesábamos durante el viaje a París. Uno de sus rasgos más característicos siempre fue la fascinación que la naturaleza ejercía sobre él. Era fácil comprender que, al encontrarse años atrás en medio de la selva guaraní, se produjera en él un "enamoramiento" y que estuviera todo el tiempo ponderando su paraíso perdido.
—¡Es un lugar asombroso!
Y esto se traducía en que todo lo que ahora tenía a su alrededor le resultaba poco interesante. Es una pena que lo comprendí un poco tarde y continuamente intenté demostrarle que no había lugar en el mundo más bello y privilegiado que Francia.
Cuando llegamos a París, descubrí que Maurice la odiaba. La más bella ciudad de toda Europa le producía repugnancia porque tenía la manía de fijarse en aquello ante lo que todos desviábamos la mirada, como el creciente número de miserables que deambulaban por la calle, por ejemplo. París la bella era también París la despiadada. Yo no veía esta cara oscura y él no disfrutaba de su rostro luminoso.
—Es probable que mi padre no se encuentre aquí, así que descansaremos hoy y continuaremos mañana hacia la Villa —me advirtió cuando el carruaje cruzaba las verjas del palacio De Gaucourt
—Es raro que prefiera estar en el campo en esta época del año.
—Desde que se corrió por toda París y Versalles el escándalo de su amante, permanece lo menos posible en la ciudad. —Maurice lucía como si estuviera saboreando vinagre mientras decía esto.
—Pero hace años que Madame Virginie le acompaña… —dije pensando en voz alta, luego me arrepentí porque era un tema molesto para él.
—Así es, pero el año pasado fue amonestado públicamente por mis tíos en Versalles y, lo que antes era visto con cierta simpatía, comenzó a ser repudiado por toda la alta nobleza.
—¿Tus tíos? ¿Te refieres a los hermanos de tu madre?
—Sí, mi tío el duque y mi tía la monja. Estoy seguro de que ella debe haberle influenciado ya que mi tío no había intervenido en este asunto antes. Por supuesto que la situación en sí misma es escandalosa, no por la edad de Virginie o por ser hija de un miembro de la baja nobleza arruinado, sino porque mi padre la ganó en un juego de cartas.
—Algo escuché sobre eso… creí que era sólo un rumor.
—Pues es la verdad, Virginie fue apostada por su propio padre cuando ya no le quedaba nada más que perder y el idiota del mío la ganó. Una situación indignante; sólo me consuela saber que mi madre jamás llegó a enterarse. —Maurice se disponía a bajar del carruaje cuando agregó con tristeza—: Ella nunca supo perdonar los deslices de mi padre.
La historia de la joven utilizada de semejante manera me dio vueltas en la cabeza el resto del día, hasta creo haber soñado esa noche con la escena en la que un hombre entregaba a su hija para saldar una deuda de juego y otro hombre, padre de familia también, la recibía y la introducía en su alcoba. Era un espectáculo estremecedor y fue fácil compadecer a la hermosa Virginie.
Sigue...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...