8/2/15

Asuntos Pendientes de Ana Prego

Hoy le toca el turno a una novela que rompió en cierta forma mis esquemas como lectora. Asuntos Pendientes es una novela diferente, con mucha personalidad y un estilo realista en el manejo de las relaciones entre dos hombres, lo cual es el sello distintivo de su autora, Ana Prego, junto con su gusto por la novela negra

Ana es cofundadora del blog Alicia en el País del Homoerotismo, donde comparte sus escritos. Asuntos Pendientes  fue la primera novela que compartió. Para mí resultó ser todo un descubrimiento y lamenté mucho no haberla leído antes. 


Sinopsis 
“Verónica DelValle es una abogada de 35 años que lo tiene todo (dinero, un buen trabajo, un prometido que la adora) hasta que alguien la asesina. En el purgatorio, le dan a elegir entre ir al infierno por sus malas acciones o volver a la tierra, durante seis meses, para tratar de resolver sus asuntos pendientes y ganarse así la entrada al cielo. Ella escoge la segunda opción, pero no contaba con que se reencarnaría en el cuerpo de Fabián, un chico de 24 años que ha estado en coma desde que sufrió un accidente mientras practicaba escalada. Por si estar dentro del cuerpo de un hombre no es bastante malo ya de por sí, Verónica se da cuenta de que, poco a poco, está convirtiéndose en uno. Cada día que pasa dentro de Fabián, sus recuerdos e identidad se diluyen en los de su anfitrión. Sin embargo, eso no impide que ella/él siga queriendo a Diego, su prometido, pero es imposible que éste le corresponda… ¿O no?”.

Este es un libro que me debieron dedicar, que una mujer termine en el cuerpo de un atractivo joven y comience a pensar y actuar como hombre, es sencillamente genial. Sobre todo el aspecto del cambio de personalidad de la protagonista, es lo más original de la historia y lo que la diferencia de todas las versiones de "Hay una chica en mi cuerpo" que se han visto pulular en series y películas.

Asuntos Pendientes es para mí un libro divertido, ameno, vibrante y capaz de causar una buena descarga de adrenalina al leerlo. A pesar de que contiene el drama de un asesinato y la posibilidad de terminar de cabeza en el infierno si no arreglas unos "Asuntos Pendientes", de los que no tienes idea. Es que tiene tanta chispa, los diálogos son tan fluidos y llenos de vida que, mientras pasas las páginas llenas de tensión por la búsqueda de un asesino, no puedes evitar echarte a reír por las frases que suelta nuestra protagonista convertida en todo un galán.

La personalidad de Verónica, transformada en Fabián, es el mayor atractivo de la historia. En el primer capítulo vemos lo peligrosa que ella puede ser con un par de zapatos de tacón, y en el resto de la novela conocemos sus sentimientos, sus dudas, su amor y deseo apasionado por su ex novio Diego... y su gran dilema porque, a pesar de tenerle cerca de nuevo, él obviamente es hetero y no sabe si debe dejarse llevar por la pasión que aún siente por él, una pasión que ya no es la de la mujer que fue, sino la del joven que ahora es. 

El bueno de Diego es un amor asumiendo su confusión ante el flechazo que ha tenido por Fabián. Me gusta cómo se desarrolla la dinámica de la pareja, como la atracción va dejando ver algo más profundo que siempre estuvo ahí y que se renueva gracias al extraño reencuentro. Las escenas de sexo son explícitas, de buen gusto y entretenidas gracias a las maneras de ser de los protagonistas. 

Ahora bien, ¿la personalidad de Verónica ha cambiado por la de Fabián, o simplemente es ella misma en una versión masculina? Esa es la gran duda que me acompañó durante toda la novela. Además me encantó cómo Verónica/Fabián llega a ser noble sin caer en moralismos ni sentimentalismos. Lo bueno que hace por los demás le sale como algo natural, desde lo mejor de sí misma/o como ser humano y no tanto porque tema irse al infierno.

La cacería del asesino le proporciona intriga a la historia. Vamos saltando de sospechoso en sospechoso, sorprendiéndonos ante los aliados y enemigos que surgen, descubriendo con Verónica/Fabián que la imagen que tenía de algunas personas de su entorno no era real, o al menos que estaba incompleta. Al final nos llevamos una verdadera sorpresa cuando el misterio se desvela.

La manera como termina la novela es para darle una ovación de pie. Después de mantenernos al borde de la silla, mordiéndonos las uñas porque no tenemos idea de si estamos ante una tragedia o un final feliz... pues, nos da un final muy bueno, coherente con la novela y del que no pienso decirles nada para que sufran como yo con la intriga.

Si quieres leer Asuntos Pendientes, puedes descargarlo gratis en el blog APH. La autora piensa publicarla agregándole más capítulos, después de publicar otra novela titulada La Noche. Así que más adelante podemos esperar más de Fabián y Diego, más intriga y, sobre todo, el estilo muy cuidado al escribir y dinámico al narrar  de Ana Prego.  

¡¿Qué esperas para leer Asuntos Pendientes?!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...