16/2/15

Entrevista a Ana Prego, Autora de Asuntos Pendientes

Hoy tenemos nueva entrevista, esta vez sentamos en el banquillo del interrogatorio a Ana Prego, autora de la novela Asuntos Pendienes y co-fundadora del Blog Alicia en el País del Homoerotismo. Quien, además, una chica muy maja, como dicen en su tierra. 


Image and video hosting by TinyPic



Ana Prego es española, "concretamente de Galicia". Le encanta leer. Se define como autodidacta, muy imaginativa y despistada. Dice que se pasa la mayor parte del día perdida en su propio mundo y que de niña ya se inventaba historias con sus Barbies.  De adulta empezó a escribir para sí misma las ideas que bullían en su cabeza, hasta que alguien la animó a compartir sus historias. Así lo viene haciendo a través del blog de Alicia en el País del Homoerotismo. Muy pronto publicará La Noche y Asuntos Pendientes con una editorial. Actualmente publica en el blog Liza y lo Prohibido en equipo con Sergio Vallejo. Pero dejemos que sea ella misma quien nos hable de eso. 


1.- Si fueras un libro ¿cómo sería la sinopsis?

Seguramente, me titularía “El gran desastre”, y mi sinopsis sería algo así: “Ana vive entre dos universos, el que es un verdadero asco y esa realidad alternativa, donde le gusta pasar la mayor parte de su tiempo cuando los demás la dejan tranquila por un rato. Luchando por mantenerse en su burbuja feliz y huir de un mundo deprimente, sus adversarios tratan de obligarla a poner los pies en la tierra, pero ella se resiste con uñas y dientes porque no quiere amargarse como los demás. Con la ayuda de su encantador novio y sus escritos, y con los libros como sus únicas armas, Ana deberá luchar contra los vampiros emocionales que la rodean y salir vencedora en una guerra sin cuartel. Todo esto, al tiempo que procura no dejarse nada atrás, no tropezarse con algún mueble o caerse al suelo de forma tonta, porque es una patosa despistada sin remedio… ¡Bienvenidos al gran desastre!”


2.- Al abrir uno de tus libros ¿qué es lo que siempre vamos a encontrar?

En primer lugar, muchas mentiras e intrigas. Mis historias acostumbran a cimentarse sobre diversos engaños, puestos unos sobre los otros; detalle sutiles que, por la forma de contarlos, parece que significan una cosa, pero en realidad, quieren decir todo lo contrario. No puedo evitarlo, me encanta marear al lector.
En segundo, una visión del romance muy particular. Mis personajes jamás se dirán “te quiero” u otros apelativos cariñosos, ni caminarán agarrados de la mano por la calle o se pasarán el día haciéndose arrumacos. Pero sí que serán capaces de los actos más heroicos por amor, llegando a realizar grandes sacrificios, incluso matando o muriendo por las personas que quieren... Siempre he pensado que el amor no se dice, sino que se demuestra, y eso es lo que sucede en mis novelas.
Y, por último, personajes que muestren la diversidad sexual del ser humano: homosexuales, heterosexuales, bisexuales, lesbianas…, quiero explorarlo todo y no limitarme solamente a una orientación en concreto, porque creo que nuestra sociedad ya es bastante cerrada y limitada, como para que yo también lo sea en mis escritos.


3.- ¿Qué ha sido lo más satisfactorio y lo más difícil que has experimentado a la hora de escribir?

En general, todas las escenas de acción (tiroteos, persecuciones…) me resultan muy difíciles de escribir, pero a la vez, me encantan porque son una muy buena forma de obligarme a mí misma a salir del lugar seguro y confortable que me ofrecen otras escenas más facilonas, como pueden ser las eróticas o las románticas. Y, como lectora, también me gustan mucho. Por eso, aunque me cuestan, trato de incluirlas en mis novelas.


4.- ¿Cuándo publicarás Asuntos Pendientes y La Noche? ¿Con qué editorial? ¿Le has hecho cambios a las novelas para publicarlas? Cuenta, cuenta… lo que puedas

De momento, aún no hay fechas, pero la revisión de “La noche” ya se encuentra muy avanzada. La verdad es que sí que estoy haciéndole bastantes cambios porque la versión original era mucho más corta: la estoy ampliando con escenas nuevas, alargando y desarrollando mejor las que ya existían, y añadiendo información interesante sobre el mundo de las mafias internacionales.
En cuanto a “Asuntos pendientes”, mi intención es sacar una versión ampliada, pero todavía no he empezado con ella porque estoy trabajando en la otra.
Cuando me decidí a poner mis libros a la venta, barajé varias posibilidades; entre ellas, la autopublicación. Pero debo reconocer que no soy una persona especialmente habilidosa con los ordenadores, y no sé hacer buenas portadas o booktrailers. Lo mío es escribir, así que mi mejor opción era trabajar con una editorial y que ésta se encargase de la edición. Entonces, me puse en contacto con una editorial que siempre me ha inspirado confianza y admiración por la profesionalidad de todos sus trabajos. Y me dieron el visto bueno para publicar mis libros con ellos. De momento, prefiero no contar nada más, ya os enteraréis de todos los detalles a su debido tiempo.

5.- ¿Cómo se organizan tú y Sergio para publicar Liza y lo prohibido en conjunto?

Supongo que esto no sería posible si no existiese tanta complicidad y entendimiento mutuo entre nosotros. Lo que hicimos primero fue diseñar cada uno a un personaje: Sergio creó a Damián y yo a Liza. Aunque es una historia totalmente ficticia, debo reconocer que hay mucho de nuestras respectivas personalidades y vivencias en los protagonistas de esta novela. Después, fuimos encadenando acontecimientos, entre los dos, para realizar un esquema inicial. Cada capítulo, es como un dialogo entre nosotros, en el que cada uno va añadiendo su aporte en cada nuevo párrafo. El problema de este sistema es que necesitamos estar los dos juntos (o conectados al mismo tiempo) para desarrollar una escena. Y, por desgracia, últimamente, no tenemos tanto tiempo como nos gustaría para poder trabajar juntos.



6.- ¿Nos regalas un consejo a los escritores que estamos comenzando?

No creo que sea la más indicada para aconsejar a nadie porque yo también estoy empezando y, desde luego, no me considero ninguna experta. Aunque sí que hay algo que yo procuro hacer siempre: escuchar las recomendaciones y críticas constructivas de los lectores u otros autores que saben mucho más que yo. Tratar de encajarlas con elegancia; aunque de entrada, hieran mi ego. Y, después, añadir sus enseñanzas a mi equipaje. Pero sin dejar de mantenerme fiel a mi propio estilo personal. Supongo que, si algún día, logro alcanzar el equilibrio perfecto en esa tarea, quizá me encuentre en disposición de dar algún consejo mejor.



Gracias por tus respuestas, Ana. Espero que sigas escribiendo muchas historias fascinantes. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...