15/11/16

NaNoWriMo 2016... o un mes de madrugar y no ver anime

En Noviembre del año pasado logré hacer mi primer NaNoWriMo y una sensación de triunfo me acompañó por mucho tiempo. Además, gracias a este reto terminé los borradores de Engendrando el Amanecer I. Este año vuelvo a lanzarme tras las cincuenta mil  palabras con la intención de adelantar el segundo libro de la trilogía sobre Vassili, Maurice y todo el universo que se ha creado en mi cabeza respecto a esta historia. 

El Nanowrimo 2016 va a ser más difícil que el anterior por mi trabajo, digamos que este año sí tengo ganas de hacer cosas y llevar adelante proyectos... y estoy más vieja por lo que termino el día convertida en una amalgama de achaques y dolores musculares.

Por eso estoy madrugando para escribir: Me levanto a las 3 o a las 4 am, dependiendo de la hora en la que logré acostarme, y así disfruto de una o dos horas de escritura. No he conseguido hacerlo todos los días pero ya estoy en "Modo Nanowrimo": tengo ganas de escribir, tantas ganas que regreso a casa temprano y no veo anime.

Sí, no veo anime... pero sí leo manga. Eso es inevitable. No puedo vivir sin Tokyo Ghoul:Re, Shingeki no Kyojin, etc y algunos webcomic que son cuestión de vida o muerte.

Mi récord de palabras escritas por día ha sido irregular. Sobre todo al principio, porque tenía cosas pendientes en mi trabajo. Pero logré superar el retraso y hoy, día 15, ¡ya llevo 27mil palabras! Lo que significa que si escribo 1600 palabras diarias en lo que queda de mes consigo la meta.

Se aproxima la semana más agitada de noviembre en mi trabajo y la cosa va a estar muy difícil. Tengo tantas ganas de escribir que no quiero trabajar, sobre todo porque las responsabilidades me dan pánico. Escribir me tranquiliza, pero luego me angustia que por escribir no hice lo que tenía que hacer y así caigo en una angustia vital que es perfecta para crear personajes torturados. Ya les contaré el desenlace final.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...