21/4/17

Esto no se ve ni se siente bien...

Por un afán perfeccionista o falta de inspiración y tiempo, he dejado este blog anclado. Tengo varias entradas en borrador desde hace años, ¡años! y ya el asunto se siente mal. Mi conciencia me mira feo cuando me asomo al espejo.

Así que voy a comentar cualquier cosa que se me ocurra, ya que para eso se creé este blog en primer lugar. También voy a  publicar unas entrevistas que hice a escritoras e ilustradoras y que dejé aparcadas esperando en vano hacer una caricatura que la acompañara. Me da vergüenza haberles hecho gastar tiempo  respondiendo preguntas a esas personas y que todo quedara en nada.

En fin, les cuento que mi vida es un completo desastre en este momento. En todos los niveles, pero logro mantener un equilibrio interior a través de la escritura. Se ve que hacer sufrir a mis personajes hace que mi cerebro segregue suficientes neurotransmisores felices para hacerme funcionar. La realidad resulta tan confusa y extraña que parece una distopía.

Vivir en Venezuela en este momento es igual a pertenecer a una familia disfuncional, la peor que uno se pueda imaginar. Todo se hubiera resuelto si el gobierno nos hubiera dejado hacer el referendum, pero el chavismo no quiere que nadie se exprese porque sabe lo que le espera. Estamos mal luego de 18 años de mal gobierno y eso ya no lo soporta nadie. Y quien quiera rebatir este argumento que me diga ¿por qué tanto miedo a cualquier elección?

Si tan seguros se sienten, ¿por qué cambian las reglas del juego? El presidente es el primero en faltar a la constitución a cada rato. Aquí todos los poderes han estado de rodillas ante el Ejecutivo, hasta que logramos ganar la Asamblea Nacional y entonces la castraron usando el Tribunal Supremo de Justicia, organismo que sólo sirve al partido de gobierno y está dirigido ahora por un tipo con antecedentes penales.

Ese mismo TSJ es el que ha causado la crisis actual: trato de quitarle toda competencia a la Asamblea dando lo que todos hemos considerado un golpe de estado. De ahí esta oleada de protestas por parte de la oposición que ha tenido como respuesta la represión del gobierno a través de los organismos de seguridad y la guerrilla urbana que llaman colectivos.

Estos colectivos Chavistas están formados sin duda por delincuentes. No tienen otro código que imponerse por las armas. Disparan a matar, saquean, controlan barrios y nadie les pone orden.Ya se habla que de que tienen agentes cubanos en sus filas y que sus destrozos son sistemáticos, una especie de terrorismo para controlar a la población. Y están logrando su objetivo.

Pero el gran desastre que ha creado el chavismo es la miseria. Se ha profundizado la pobreza. Tengo alumnos que no comen tres veces al día, que no tienen para ropa, calzado y útiles escolares. Es más, mis compañeros de trabajo están igual, yo misma debo ahorrar mucho para comprar un par de zapatos nuevos y no hablemos de un teléfono.Nos vemos sin futuro, con un sueldo que no da para tener calidad de vida gracias a la elevada inflación.

El gobierno se ha encargado de administrar mal los recursos del país y de robar lo poco que se produce. No le interesa la escasez de medicinas, alimentos y la falla de los servicios básicos. No le interesa que nuestros adolescentes deserten del sistema escolar, no le importa que las bandas de delincuentes lleguen a reclutar niños de ocho años. ¡A este gobierno el pueblo sólo le interesa para usarlo de tarima, para pararse encima y mantenerse arriba!

Este gobierno no es socialista, sino populista, fascista, una lacra social. No tiene principios ni pies ni cabeza. Si seguimos con el chavismo, vamos camino a ser una sociedad anarquica donde cualquiera con una pistola imponga su ley en la calle. Donde nos robemos unos a otros para comer. Donde las cárceles sean las únicas escuelas. Donde la vida valga menos que un teléfono inteligente... ah, pero si ya somos así...

Si hago la lista de gente que han asesinado, de conocidos y amigos, de familiares... pues va a ser muy larga. Y los ha matado el hampa organizada que es lo único que ha prosperado en este país.

Pero nadie tiene que creerme, mejor lean lo que ONG como Provea o el Observatorio Venezolano de Violencia  dicen sobre Venezuela. Ellos tienen estudios formales y estadísticas.

Ah, y no me vengan a acusar de que soy agente imperialista porque ese cuento del imperialismo no se lo cree ni Maduro. Él nos ha vendido a los cubanos y a China, que no venga a señalar con el dedo a los gobiernos de la derecha anteriores, porque él y su comandante eterno lo único que han logrado es llevar a Venezuela al atraso y la barbarie.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...