3/8/14

Libertador, una gran película sobre Bolívar

Ayer la vi y aquí les traigo mi reseña. Libertador está protagonizada por Edgar Ramírez, dirigida por Alberto Arvelo y escrita por Timothy J. Sexton. Con música del genial Gustavo Dudamel, quien se estrena componiendo partituras para cine. 
http://libertadorfilm.com/
Sipnosis:
Consumada su victoria sobre las formidables fuerzas del imperio español, Simón Bolívar (Edgar Ramírez) logra la Independencia de varios países y establece la primera unión de naciones independientes de América Latina. Amor, guerra y traición muestran la vida del LIBERTADOR desde su perfil más humano, recreando un viaje a través del imaginario visual latinoamericano del siglo XIX.


Es una coproducción entre  Venezuela y España, a cargo de Producciones Insurgentes (Venezuela) y San Mateo Films (España). Esta catalogada como independiente, una muy ambiciosa película independiente que ha requerido cincuenta millones de dolares para realizarse. 


Libertador es el resultado de la constancia y laboriosidad del equipo que se comprometió a llvarla  cabo y sobre todo de hacerla bien. Destaco sobre todo a Alberto Arvelo quien no sólo se encargó de dirigir, también figura como productor.  Y a Edgar Ramirez quien además de ser el protagonista tomó sobre sí la tarea de productor ejecutivo, según wikipedia esto significa que  se encargó de: 



  • Gestionar al equipo humano. Todos los equipos: dirección, iluminación, etc., están bajo su gestión.
  • Buscar financiación, ya sea por parte de capital privado o instituciones públicas (subvenciones, etc.).
  • Controlar el correcto desarrollo del plan de trabajo/rodaje establecido, decidiendo cómo han de afrontarse los diferentes imprevistos a los que se tenga que hacer frente (mal tiempo que impide rodar/grabar, equipo defectuoso que retrasa la producción, etc.), siendo el que reorganiza el plan de trabajo, o, en su defecto, da su visto bueno a las propuestas que se le hagan.
  • Desglosar las necesidades presupuestarias, teniendo potestad para desviar financiación de una partida a otra.
Cuánto trabajo. ¡Se merece un aplauso!

El otro gran  artista venezolano que puso su grano de arena en esta película fue Gustavo Dudamel, quien es director de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles,  y todo un símbolo en nuestro país de lo que el Sistema Nacional de Orquestas puede hacer florecer en una persona. Dudamel se encargó de crear la banda sonora y debo decir ha hecho un gran trabajo.  


La gran sorpresa pra mí fue el actor venezolano Erich Wildpret en el papel de Antonio José de Sucre, personaje de nuestra historia al que le tengo especial admiración. Vale decir que los actores venezolanos que aparecen en la película no son los que uno está más acostumbrado  ver en nuestra tv. 
Sucre y O'Leary
Los actores extranjeros representaron un gran aporte. Quedé encantada al ver a Iwan Rheon en el papel de O´Leary, a Gary Lewis  como James Rooke y a Dany Huston  como el mismo diablo..., perdón, quise decir un banquero inglés que quiere invertir en la causa independentista para luego pasar la factura. 


Algo que me chocó enormemente fue el aspecto de Miranda... como todos los venezolanos tengo una imagen de él mucho más estilizada, lo han puesto muy viejo y nada que ver con anteriores representaciones cinematográficas. Fue un buen ejercicio mental.  

Juvel Vielma  hace un excelente José Antonio Páez y  Carlos Julio Molina se luce como José Félix Ribas. 

 Todas la mujeres de Bolívar,  su esposa, su amante de París y la famosa Manuelita Sáenz  están muy bien caracterizadas. Sobre todo su esposa María Teresa, quien ha sido un personaje histórico poco explotado en el cine y la televisión. Recuerdo que mi profesora de Catedra Bolivariana solía decir que de no haberse quedado viudo el simón Bolívar no hubiera sido el Libertador. La película le da la razón.  

La caracterización que hace Francisco Denis de Simón Rodriguez, el maestro ilustrado del Libertador, merece un aplauso. En algunos momentos fue el elemento cómico... pero también el catalizador, al igual que en la historia real, sin él Bolívar no sería Bolívar. 




 Mi opinión personal: 

No es fácil ver una película sobre personajes de la historia de nuestra independencia, tenemos ideas preconcebidas sobre ellos, algunos los amamos y otros los culpamos de muchos de nuestros desastres nacionales. Por ejemplo, Páez es para mí el gran traidor patrio pero la independencia no se hubiera logrado sin él y sus lanceros... 

Bolívar por otro lado me provoca sentimientos encontrados por la explotación de su figura por parte el actual gobierno, que se escuda y auto-justifica usándolo a él descaradamente. Y es que de tanto empuñar el término "Bolivariano" han terminado devaluando la figura del Libertador al igual que a nuestra moneda. 

Exhibir esta película en una Venezuela polarizada no debe ser fácil. Sin embargo creo que ambos bandos van a encontrar referencias que sentirán útiles para sus banderas, los chavistas pueden decir que Bolívar y su maestro eran socialistas como ellos dicen ser y los de la oposición pueden decir que Bolívar estaba contra la tiranía. Puede que ninguno se fije en que en la película Bolívar prefirió perdonar a Santander por consolidar la unión y rechazar a sus benefactores extranjeros antes que venderles la Patria.

Yo que soy venezolana de a pie, de las que está jodida por la mala economía, la inseguridad y detesta las guarimbas, o sea, un ciudadano más de los muchos que están disgustados con ambos bandos y a ninguno le compra las consignas ni le vende su capacidad de razonar, vi la película como una película. 

En el cine me dije a mí misma que debía olvidar las lecciones de historia y los nacionalismos. Estaba para disfrutar de una obra de arte y definitivamente así fue. 

Libertador es una enorme película, es hermosa, es épica. La primera película épica que veo con sello venezolano. Se han esmerado en todo: las locaciones son excelentes, sobre todo los escenarios naturales que te quitan el aliento... Quería llorar cuando se abrían esas tomas aéreas durante el paso de los Andes o el viaje por el inmenso río, todo acompañado por la música de Dudamel... grande, muy grande ha quedado esta película. 


El guión sorprende, y sí, es verdad, tiene imprecisiones históricas y un final polémico. Muy buen efecto, pues uno ya entraba a la sala pensando que sabía todo lo que iba a pasar y termina sorprendido. La manera como se narra la acción, casi circular, me ha gustado mucho. Timothy J. Sexton se lució. Al principio me molestó que hubieran dejado en manos de un extranjero el guión, ahora pienso que fue lo mejor. Y sobre todo de alguien de su trayectoria

En Libertador vemos a Simón Bolívar  como un joven enamorado de su esposa María Teresa, un joven acaudalado a quien la idea de la libertad  no le entusiasma como su maestro Simón Rodríguez esperaba. Lo vemos perder el sentido de la vida al enviudar y luego volver a encontrarlo en la lucha por la independencia.


Lo mejor del guión es que muestra a Bolívar y a la lucha por la independencia con un toque más realista: El libertador se arrastra por el suelo aterrado en su primera batalla y salva el pellejo gracias a un dinámico Sucre. El ejercito que forma carece de disciplina militar y zapatos. Las batallas son sangrientas y casi sin estrategia

Esto hizo que recordara una ponencia de nuestro gran historiador Manuel Caballero, describió la guerra de independencia como una carnicería cruenta y exactamente eso es lo que vemos, gente siendo usada como carne de cañón... sobre todo mulatos, negros, indios, mujeres y niños...  

No sé si el Bolívar histórico se puso en la primera fila como lo hace el de la película, lo dudo. Creo que Libertador le mejora mucho la imagen en se aspecto, pero como ya dije, hay que verla como arte no como un documental. 

Las escenas de las batallas están muy bien elaboradas, sin escatimar esfuerzo y recursos. De hecho la película que comienza siendo una historia romántica termina pareciendo un thriller de acción. También tiene su intriga y su lección moral.

Bolívar aparece como alguien digno, valiente, noble, incorruptible e incansable en su afán de crear una gran nación, una sola, La Gran Colombia.  A la vez aparece como un ser humano que se equivoca, se deja llevar por la ira y se arrepiente, que cae derrotado y se levanta para volver a empezar, que se baja del caballo en la batalla y termina embarrado, ensangrentado y no todo inmaculado como en los épicos cuadros que han alimentado nuestra imaginación nacional. 


En cuanto a los actores, todos han cumplido muy bien su tarea. Edgar Ramírez se destaca, por supuesto, le deseo lo mejor en su carrera y espero que siga ofreciéndonos sorpresas como Libertador, pero  resultó difícil aceptarlo como Bolívar, rompió el canon, es más alto y robusto de lo que pintan al Libertador. De nuevo digo que  fue un buen ejercicio, siempre es sano romper nuestros esquemas mentales. 

Para terminar quiero resaltar el vestuario, la fotografía, el ritmo de la narración  y esos acercamientos a los rostros de los actores que nos permitían medir sus emociones con el más mínimo gesto que hacían. La película no depende de un sólo factor para ser grande, es grande porque han buscado la excelencia en cada uno de los elementos que la componen. Hay que agradecer a todo su equipo, desde el director hasta el diseñador de vestuario, han hecho un excelente trabajo. 


Una nota friki: 
El que Edgar saliera con cabello largo casi me hace bailar en el cine, siempre han pintado a Bolívar de cabello corto y este detalle le hizo más atractivo.
Otra cosa que me hizo gracia fue durante el paso de los andes, rodeados de nieve, con Iwan Rheon a su lado y ese vestuario de invierno, creía que estaba viendo Juego de Tronos y Edgar Ramírez era un cuervo... pero bueno, fue sólo una fantasía... aunque no se puede negar que haría bien el papel. 



Espero que no pierdan oportunidad de ver está excelente película. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...